Menú OffCanvas

Offcanvas es un importante patrón de diseño en el desarrollo de aplicaciones sensibles o  responsive.

Consiste en mostrar y ocultar la barra lateral de navegación cuando, por diferentes circunstancias, el tamaño de pantalla disminuye.

Con este propósito se ha creado un Menú Offcanvas que permitirá, en dispositivos móviles, tener acceso al menú principal de la página web.

 

eszh-TWenfrdeitjaptru

Luego de los ataques terroristas contra los Estados Unidos de Norteamérica llevados a cabo el 11 de Septiembre de 2001, la Organización Marítima Internacional (OMI) declaró su determinación de trabajar, junto a los países interesados, para impedir que el transporte marítimo se convierta en blanco del terrorismo internacional y de otros actos ilícitos.

LA PROTECCIÓN MARÍTIMA Y DE LOS PUERTOS es un tema estrechamente vinculado con las actividades en el área marítima, en materia de seguridad, para el desarrollo económico y comercial de nuestro país, inmerso en la comunidad marítima internacional, ya que se estaba generando normativas para tratar de desterrar esta clase de hechos, contra los buques, pasajeros, tripulación, carga e instalaciones portuarias.

La protección contra el terrorismo y otros ilícitos deja de ser desde ahora un hecho aislado para transformarse en un problema global que requiere atención global y solución global.

Entre las medidas adoptadas por los buques y los puertos, inmediatamente después de los hechos del 11 de septiembre de 2001, podemos citar brevemente:

Para los buques,

-      modificaciones en el equipamiento de abordo,

-      la inclusión de un registro sinóptico continuo,

-      sistema de identificación automático de buques,

-      grabado del número OMI de identificación del buque,

-      equipo de alerta de protección de buque, y

-      adopción del Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias,

-      ejecución de planes de protección a bordo de los buques.

En las instalaciones portuarias, podemos citar

-      la implementación de Sistemas de control de personas, cargas y equipajes;

-      la asignación de medios marítimos para incrementar las actividades de vigilancia y prevención del delito;

-      controles documentales previo al arribo de los buques;

-      incorporación de nuevas tecnologías en los sistemas para el control del tráfico marítimo;

-      adopción del Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias,

-      investigación sobre eventuales amenazas u otros hechos ilícitos a los buques;

-      instrucción y adiestramiento sobre control de equipajes,

-      detección de explosivos,

-      uso de scanner y arcos detectores de metales;

-      capacitación sobre asistencia al turista y a los tripulantes;

En general, se adoptaron medidas con el concepto de “SEGURIDAD INTEGRAL”, tendiente a responder ante los requerimientos de la comunidad internacional en esa materia.

En el Código de Protección han aparecido nuevas figuras, tales como: el Oficial de Protección de la Compañía, el Oficial de Protección del Buque y el Oficial de Protección de la Instalación Portuaria, cuya capacitación y adiestramiento está a cargo de la Institución. Estos actores tienen la responsabilidad de desarrollar e implementar los planes de protección que aprueba y certifica la Secretaría de Protección Marítima (SEPROM), de modo que la participación Institucional es de vital importancia en este proceso.

Como parte del proceso de toma de conciencia de esta cultura de la seguridad en nuestro ámbito de actuación, los puertos coordinan con otros organismos afines como la Aduana, Bomberos, Defensa Civil, Policía Nacional, Cámaras y Agencias Navieras, Representantes Sindicales, etc.

A través de la Escuela de la Marina Mercante, ESMENA, se dictan cursos para el personal que requieran las entidades, formándolos como Oficiales de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias, y como Auditores de Protección del Buque y de las Instalaciones Portuarias.

En la actualidad, se continúan perfeccionando los procesos necesarios para la ejecución del sistema, compartiendo las experiencias vividas en cada puerto en particular, a través de normas y procedimientos y la interacción con otros organismos del Estado vinculados al sector marítimo-portuario.

La globalización exige a los países en desarrollo, colocarse a la altura de los estándares internacionales, incluyendo los temas de seguridad; ésta situación se ha constituido en un factor determinante para el normal desenvolvimiento del comercio exterior, inmiscuyendo a las personas que operan en los puertos y abordo, en la interfaz buque-puerto.

Por otro lado, la adopción de estas medidas ha traído consigo el aumento de la calidad del servicio y de la eficiencia, ya que se prevé que existe la confianza de que las respuestas de seguridad serán oportunas, el momento que se presenten.

El Código PBIP, también obliga a que los puertos se mantengan vigilantes de las amenazas en forma permanente, por lo que es indispensable el mantenimiento, tanto de los equipos y sistemas, como de la capacitación de la gente que trabaja en seguridad; adecuándose a las exigencias internacionales para permitir el  desarrollo del comercio internacional.